Archivo de la categoría: Superintendente de la Policía

Presagio de falta de fondos a policia local

SENADO DE PUERTO RICO

R. C. del S. 189

14 de julio de 2009

Presentada por el señor García Padilla

Referida a la Comisión de Hacienda

RESOLUCION CONJUNTA

Para ordenar a la Oficina de Gerencia y Presupuesto, identificar los fondos que permitan al Superintendente de la Policía, la viabilidad de reparar para hacer funcional, con una inversión de menos de 300 mil dólares, dos helicópteros averiados de las Fuerzas Unidas de Rápida Acción (FURA), con el propósito de ofrecer servicios de ambulancia aérea en Puerto Rico, y para otros fines.

BK117 le falta un motor que cuesta alrededor de 250 mil dólares

El Senador García Padilla solicita por medio de una resolución conjunta se identifique de donde se puede sacar 300 mil dolares para reparar dos helicópteros de la policía.

Lo que no entiendo es lo siguiente:

Si la policía no tiene dinero en su propio presupuesto para reparar esas dos naves y el senador le pide a la oficina de gerencia y presupuesto busque si es posible encontrar de donde sacar 300 mil, entonces como es posible que quieran aprobar la ley de la policía local en la cual el superintendente tendrá que asignar fondos de su presupuesto a los municipios que tengan policía local.

bell 412 le faltan dos “bearings” elastoméricos que cuestan menos de 30 mil dólares

2 comentarios

Archivado bajo Los Municipios, Política Pública, Policía Local, Policías, Superintendente de la Policía

Propone Fortuño crear Cuerpo de Policía Local

Vocero archivoLeysa Caro González / Primera Hora

Con la intención de atender las necesidades específicas de cada comunidad, el gobernador Luis Fortuño anunció la radicación de un proyecto de administración dirigido a crear el Cuerpo de la Policía Local.

Se trata, explicó el Gobernador, de romper con el esquema tradicional y pasar a un modelo de una policía más eficiente que se sienta identificada con la comunidad a la que sirve.

De hecho, el Proyecto de la Cámara 1723 expresa en su exposición de motivos que esta reforma responde a un reclamo de la sociedad. La propuesta se trata de una promesa de campaña de la Palma y de uno de los pasos para lograr la reorganización de la Uniformada.

Estos cuerpos, así como sus miembros, tendrían la misma autoridad y facultad que la Policía estatal. La autoridad superior, en cuanto a su dirección, residirá en el alcalde, pero la dirección inmediata y la supervisión del cuerpo estará a cargo de un comisionado nombrado por el alcalde.

Responsabilidad del alcalde será también cubrir con los gastos relacionados con el adiestramiento inicial y subsiguiente para capacitar a los miembros de la Policía Local.

Los municipios autorizados a establecer un Cuerpo de la Policía Local no podrán conservar o tener un cuerpo municipal. Actualmente, hay 4,565 agentes municipales.

Fortuño descartó que se trate de una iniciativa que duplique esfuerzos, dada la existencia de los cuerpos municipales. “Es todo lo contrario, viene a utilizar los recursos existentes tanto a nivel municipal como estatal. Una vez se vaya discutiendo el proyecto en vistas públicas, la gente va a ir entendiendo que lo que estamos buscando es utilizar recursos existentes”, señaló optimista.

Si aprueban este proyecto, pronto dejaran de existir la policías municipales para convertirse en policías locales, con la diferencia de que el superintendente tendrá mas poder sobre los recursos municipales.

4 comentarios

Archivado bajo Análisis, Ley 19 Policia Municipal, Los Municipios, Política Pública, Policías Municipales, Superintendente de la Policía

Como Enmendar Nuestro Reglamento

Nuestro alcalde esta facultado en ley para determinar por medio de un reglamento desde la organización hasta la conducta de sus miembros y todo lo que sea necesario para su buen funcionamiento.

El alcalde le somete al superintendente nuestro reglamento para su aprobación. En un término de 60 días el súper lo aprueba o rechaza. De ser rechazado el súper explica las razones y envía al alcalde las correcciones que se deben hacer para su aprobación final.

El alcalde tiene 30 días para introducir las enmiendas al reglamento y someterlo al superintendente nuevamente para su aprobación. La Asamblea Municipal aprobará en un término no mayor de treinta (30) días y con el voto de dos terceras (2/3) partes de sus miembros, el reglamento que someta el alcalde para estos propósitos.

El Superintendente notificará de tiempo en tiempo al alcalde aquellos cambios que deben ser incorporados al Reglamento de la Policía Municipal para conformarlos con los cambios realizados mediante orden general o especial, con respecto a los procedimientos que estén autorizados a realizar los Policías Municipales. El alcalde tendrá 30 días para incorporar los cambios correspondientes, someterlos al Superintendente y a la Asamblea Municipal dentro de los términos establecidos.

Información adicional en “Ley de la Policía Municipal”.

Deja un comentario

Archivado bajo Alcalde de Carolina, Comisionado, Ley 19 Policia Municipal, Ley 45 Policía Municipal, Policías Municipales, Reglamentos, Superintendente de la Policía

Exigencias del Servicio

Durante muchos años la administración de la Policía en general, a utilizado una sola palabra con la que se han cometido un sin fin de atropellos y actualmente se continua atropellando a los policías. La famosa y mas utilizada palabra para justificar lo injustificable, “por exigencias del servicio” alguno de ustedes conoce el significado.

Yo creo que si, el significado es suspensión de vacaciones, turnos de 12 horas, traslados injustificados, suspensión de días libres, plantones en actividades de pie por 10, 11, 0 12 horas, exceso de acumulación de horas de trabajo, exceso de acumulación de días feriados, falta de sueño, accidentes al salir del trabajo, divorcios, violencia domestica, violaciones a los derechos civiles y un sin fin de cosas mas que pueden terminar hasta en suicidios.

En su libro Derechos Fundamentales y Deberes Cívicos de las Personas, Jaime B. Fuster Menciona que las jornadas excesivas de trabajo producen fatiga, dan lugar a dolencias y quebrantan la salud. También menciona que las labores excesivas también causan daños espirituales, pues privan al trabajador del tiempo necesario para disfrutar de las cosas buenas y bellas de la vida y para cultivar las amistades y las relaciones ciudadanas. En su escrito nos recuerda que por esas razones la Constitución de Puerto Rico limita la jornada a ocho horas de labor.

La constitución de Puerto Rico, dicen los que saben, es la Ley Suprema de Puerto Rico y esa ley establece que los trabajadores tienen siete (7) derechos básicos. Para mencionarlos solo por encima, Libertad para escoger y renunciar la ocupación, Igual paga por igual trabajo, Salario mínimo razonable, Protección contra riesgos para la salud o la integridad personal del trabajador, Compensación extraordinaria en los casos cuando se trabaja mas de ocho horas diarias, Organizarse para la negociación colectiva, Establecer huelgas y piquetes a sus patrones.

Si además de policías somos trabajadores, por que nos quitan derechos que tienen los demás trabajadores. De siete derechos fundamentales, no tenemos huelgas y piquetes, no tenemos negociación colectiva, protección contra riesgos para la salud (solo hay que ver las condiciones laborales en las que algunos policías tienen que trabajar). Compensación extraordinaria cuando se trabaja mas de ocho horas (acumular tiempo compensatorio hasta 480 horas o esperar 6 o 7 meses para cobrar el exceso de trabajo y mientras eso sucede continuas trabajando en exceso, se le puede llamar protección a un trabajador).

Cuando los maestros se fueron a huelga, alguno pensó que a ellos al igual que a los policías les esta prohibido hacer piquetes o huelga, alguno de ellos fue despedido o sancionado de parte de su patrono. La respuesta es no, el gobierno o sea su patrono fue al Departamento del trabajo para que desertificaran su organización la cual era Bonafide como todas las que dicen representar policías.

Mientras los políticos se llenan la boca alegando que son servidores públicos sacrificados, los ciudadanos nos odian cada día mas, las condiciones de trabajo de un policía son abusivas, represivas y después te dicen si juraste para policía ahora aguanta, pero esas mismas personas cuando un delincuente se les mete en el patio en la noche llaman asustados a la policía para que proteja a su familia a expensas de nuestra propia vida.

Los sacrificados celadores de líneas de la Autoridad de Energía Eléctrica que al igual que nosotros arriesgan su vida todos los días, reciben un sueldo mucho mas decenté que nosotros, les pagan su tiempo extra sin esperar una eternidad, claro pues ellos tienen la protección que les brinda la Constitución.

Es hora que se den cuenta los políticos y los ciudadanos, que para nosotros los policías, podamos cumplir con el juramento que hicimos nos deben proveer del sueldo y recursos necesarios para protegerlos. Algo muy importante, necesitamos tiempo para compartir con la familia y amigos, para descansar y llegar al trabajo dispuestos a dar el 101 por ciento.

Rafael De Jesús Amaro

Deja un comentario

Archivado bajo Agentes, Compromiso, Empleo, General, Ley 19 Policia Municipal, Ley 45 Policía Municipal, Ley 53 Policía Puerto Rico, Los Municipios, Organización Bona-fide, Política Pública, Policía Municipal San Juan, Policías, Policías Municipales, Principio de Mérito, Salud Mental, Servivios Adicionales, Superintendente de la Policía, Tiempo Compensatorio

Critica Super de Parte APO

Comentario nº 1
Rafael De Jesús ha escritoel 09 de junio de 2008 a las 13:43
Fuerte crítica al Superintendente

Martes, 14 de febrero de 2006

Por El Nuevo Día

El presidente de la Asociación de Policías Organizados (APO), capitán José Rodríguez Ramos, tildó de “improvisaciones” y “adjudicaciones erradas” los argumentos vertidos por el Superintendente de la Policía al expresarse sobre la corrupción en la Uniformada.

“Jóvenes que no pueden entrar a colegio, a universidades, no consiguen empleo, se refugian en la Policía sin tener la vocación y es lo que nos trae casos de corrupción”, indicó el superintendente Pedro Toledo Dávila el domingo a la agencia noticiosa Prensa Asociada. “Hay personas que vienen a la Policía para penetrar las filas nuestras para hacerle la vida fácil a los delincuentes”, agregó.

Rodríguez Ramos admitió que “gran parte del personal de la Policía fluctúa entre las edades de 18 a 25 años, dato que coincide con alguno que otro caso de corrupción. Pero de ahí a responsabilizar la juventud como un factor de corrupción es faltarle el respeto a los hombres y mujeres que laboran en la fuerza, así como los que piensan ingresar”.

“Si en el mundo existe una Policía de vocación es la nuestra. Somos los peores pagos, los de peores beneficios y sin embargo los más dedicados”, afirmó.

El presidente de la APO agregó, al referirse en particular a la denuncia de falta de vocación, que “nuestros policías entran al cuerpo con el deseo de servir y no por quedarse en casa velando nietos”.

“Lo que verdaderamente debe decir el Superintendente”, agregó, “es que el mecanismo de investigación adolece de efectividad”.

Según Rodríguez Ramos, “tal parece que el Superintendente ha perdido la capacidad de motivar a los miembros de la Policía y busca excusa tras excusa en su fallido intento por controlar la criminalidad”.

Deja un comentario

Archivado bajo Superintendente de la Policía